Las seis de la tarde del domingo


The haunted & the haunter

Originally uploaded by ghostbones.

Todos los domingos a las seis de la tarde aparece el fantasma del verano. No es que aparezca solo en el verano, es que es tan incómodo y caluroso como el verano. No me gusta la luz del domingo a las seis de la tarde. El aburrimiento del calor y el estómago apretado de “no sé por qué esta hora y este día me ponen tan mal”. No estoy sola con esta percepción, somos miles los que odiamos las seis de la tarde de los domingos. En fin, es que me acabo de percatar que ese fantasma que aparece durante todo el año, nació un verano, es un fantasma que pertenece al verano, no su luz, su pesar. El calor eterno y lento del verano caribeño. Menos mal que amanece y el lunes, el que provoca gran parte del fantasma, nos logra dar un poco de luz.

~ por cáscara en Martes, 4 julio 2006.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: